Home Noticias Efemérides

“Defiendo lo que la mujer tiene el deber de defender: su sangre, su pan, su techo, sus ensueños”. Eva Perón

 

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, en recuerdo de un incendio en el que murieron 129 obreras textiles, en Nueva York, en 1857.

Hoy recordamos y homenajeamos a las patriotas de los ejércitos “independentistas”, a las mujeres anarquistas que encabezaban huelgas, a las censistas que dieron forma al padrón femenino para poder ejercer el derecho a elegir y ser elegidas, a las que cayeron presas después del golpe de estado del 55, las de la resistencia peronista, las de la segunda resistencia después del nuevo golpe del 76, las Madres de la Plaza y las Abuelas, armadas con sus pañuelos blancos, las Madres del dolor, que tratan de rescatar a sus hijas de la trata de personas.

Queremos homenajear a las mujeres argentinas, a las que trabajaron incansablemente para darles un futuro mejor a sus hijos, a las que estiraron sus magros salarios para poner dignamente la comida en la mesa, esas mujeres que no conocen el descanso, esas que siempre siguen adelante.

Evita decía: “Queremos homenajear a todas estas mujeres que siguen manteniendo sus sueños: mujeres obreras, mujeres doctoras, mujeres maestras, mujeres del campo, mujeres que trabajan en sus casas, mujeres militantes, mujeres compañeras y en recuerdo de que el general Perón puso en manos de Evita, su gran compañera, el proyecto de Ley de los Derechos Civiles de la Mujer para que lo llevara adelante ya hace medio siglo y permitió que las mujeres pudieran votar y ser votadas”.

En estos días, vemos que cientos de mujeres viven situaciones de violencia sin poder escapar de hombres que las victimizan, con el agravante de que son sus padres o sus parejas,  siempre por falta de respeto al derecho de cada mujer a ejercer su voluntad.

El crecimiento de las denuncias, la mayor visibilidad social de las violencias  y la baja legitimidad de las instituciones públicas, requieren de un cambio basado en un  compromiso político para realizar reformas institucionales en el ámbito de la justicia y la seguridad, y políticas públicas que se enmarquen en la legislación  sobre derechos humanos de las mujeres.

No estamos refiriéndonos ya solamente a la igualdad de oportunidades ni al derecho al voto obtenido gracias al gobierno del general Perón ni a los derechos a amamantar a sus hijos que tienen las trabajadoras sino que hablamos del sagrado derecho a la vida que vemos vulnerarse diariamente, con horror.

En el Día Internacional de la Mujer, este año, para homenajearlas, decimos: ¡NI UNA MENOS!

 

Comisión Nacional
Permanente de Homenaje
al Teniente General
Juan D. Perón

 

MATERIAL DE CONSULTA