Home Noticias Efemérides

El día 2 de abril se celebra el “Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra en Malvinas” en recuerdo de los argentinos, que con dolor y frustración, muchos de ellos mutilados física y espiritualmente, volvieron de las Islas y de los que allí, con coraje y patriotismo, dejaron sus vidas.
El 2 de abril de 1982, 5.000 efectivos desembarcaron en Puerto Stanley rebautizándolo Puerto Argentino. El gobierno de facto había decidido el desembarco.
Países hermanos como Nicaragua, que ofreció tropas, Venezuela, que ponía a nuestra disposición su petróleo y Perú, sus aviones, nos acompañaban. La Argentina se enfrentaba a la flota más poderosa del mundo: la flota inglesa, aliada con Estados Unidos. El enemigo no podía ser más peligroso y fuerte.
En el informe final de la Comisión Rattenbach, una frase nos hiela la sangre: “Nunca se planificó cómo defender las islas una vez ocupadas”.
Más de 600 hombres perdieron la vida.
Los veteranos, cargados de impotencia y rabia, volvieron inconsolables, con el sentimiento de haber perdido, fueron ocultados y tratados con indiferencia. Muchos años después, desde el Congreso de la Nación recién constituido, se colocaron los futuros proyectos de ley para reivindicar a los combatientes, en lo personal tome este desafío como lo que era, una convocatoria a restaurar en nuestros valientes soldados las esperanzas perdidas. Llegamos al Congreso un 10 de diciembre de 1983, y en los primeros días de febrero de 1984, colocamos el primer proyecto que reivindicaba la gesta de Malvinas y a quienes la produjeron, el mismo establecía Medalla de Hierro a cada uno de los combatientes y Diploma de Honor. Al poco tiempo hicieron otra ley en la que se les otorgaba una pensión graciable, cosa que con toda razón esto último fue rechazado pidiendo que se ajustara a las normas de la Convención de Ginebra, o sea, Pensión de guerra, cosa que hicimos y así fue sancionada.
Sólo queremos pedir un minuto de silencio por los hombres que arriesgaron todo en esa guerra de 74 días.
Queremos compartir con los compañeros una herida abierta: las Islas Malvinas son, aún, un reducto del colonialismo británico.
No dejaremos de reclamarlas.
¡Gloria y honor a los caídos en las Islas Malvinas!
¡Gloria y honor a los que combatieron y volvieron de Malvinas!
¡LAS MALVINAS SON ARGENTINAS!

MATERIAL DE CONSULTA