Home Noticias Efemérides

Nos ponemos de pie, nos persignamos y rogamos descanso eterno para el más grande de los sanitaristas argentinos y latinoamericanos.

Se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento del más grande de los médicos sanitaristas que la República Argentina conociera y es muy posible que en América Latina no haya parangón igual, nos referimos al eximio Dr. Ramón Carrillo. Fue un verdadero constructor de la salud pública en la República Argentina  desde los hospitales públicos diseminados en el país que aconsejó al gobierno de Perón para que se llevaran a cabo en lugares alejados de los grandes centros urbanos hasta las pequeñas salas de primeros auxilios. Todo esto fue producto de la iniciativa de este hombre que falleció un 20 de diciembre de 1956, exiliado y difamado. Murió en Belén do Pará, Brasil, de donde fue repatriado luego de muchos años y hoy descansan sus restos en tierra argentina.

Nos adherimos al reconocimiento de este grande de la medicina pero sobre todo del médico público, el hombre comprometido con la salud pública, con la de los pequeños enfermos y la de los ancianos ya al final de su vida.

Nos sentimos orgullosos de haber sido los iniciadores de la distribución del hospital público en todo el territorio argentino y que el gobierno de Perón llevó adelante pero el que le puso todo el esfuerzo y trabajo médico y sanitario fue el Dr. Ramón Carrillo. A este hombre hoy como nunca todos los argentinos nos deberíamos poner de pie para decirle: ¡Gloria y Honor a un grande de la República!