Home Noticias Efemérides

Recordamos con sentida nostalgia la ausencia de nuestro querido compañero y amigo Antonio Cafiero, que fue miembro de  la  Comisión Permanente Nacional de Homenaje al Tte. Gral. Juan Domingo Perón, ámbito en el que desarrolló sus tareas y que hoy en esta etapa del Instituto Nacional nos toca orientar en forma honorífica.

Lo recordamos como un hombre de gran capacidad, que tuvo una destacada actividad política, que compartimos, como por ejemplo en la denominada Renovación del Peronismo, donde se desempeñó con aciertos y sin dejar de trabajar con gran alegría para remontar la derrota que sufrimos en el regreso a la democracia, cuando triunfó en los comicios Raúl Alfonsín. Y lo logramos, gracias a la pasión con que proponíamos las nuevas ideas hermanadas a las viejas consignas de Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política.

Recordamos sus discursos sobre el devenir de nuestra República y del Movimiento Nacional Peronista, del cual formó parte durante toda su vida. Fue gobernador, diputado, senador. Fue preso político durante dos dictaduras. Fue un verdadero protagonista de nuestra historia y un referente indiscutido del peronismo.

Era amable, buen contador de cuentos, un gran orador. Al recordarlo, lo hacemos enarbolando la historia de verdadera militancia y entrega absoluta a la causa popular que el Peronismo representa.

Solo me resta decir que, a pedido de su grupo familiar, fui designado para despedir sus restos en donde hoy está sepultado: en el Cementerio de San Isidro.

Antonio, querido compañero, que descanses en paz.

 

Comisión Nacional

Permanente de Homenaje

al Teniente General

Juan D. Perón

MATERIAL DE CONSULTA