Home Noticias Efemérides

Juan Domingo Perón tomó las ideas del continentalismo de José de San Martín y desde el principio de su gobierno abogó por la unidad latinoamericana para conformar un bloque fuerte frente a las mayores potencias extranjeras.

El 20 de febrero de 1953, el tren presidencial lo llevó a la República de Chile a través del túnel transandino; su amigo, el general Carlos Ibáñez del Campo, había llegado a la Presidencia de su país en las elecciones del año anterior. Allí firmaron un acuerdo de integración económica. Ibáñez decidió devolver la visita y llegó a Buenos Aires el 6 de julio del mismo año firmando ambos presidentes un tratado que incluía la reducción de impuestos aduaneros, el incremento comercial y la creación de una comisión integrada por miembros de ambos países que estudiarían cómo implementar la unión económica.

A fin de año,  ya habían firmado acuerdos del mismo tipo con Paraguay, Ecuador y Nicaragua, sumando el 1954 un acuerdo con Bolivia. Faltaba Brasil cuyo Presidente, Getulio Vargas, había ganado el poder en 1950; Perón se había reunido con el ministro de trabajo de Vargas, Joao Goulart, ultimando detalles de la integración al plan de unidad latinoamericana, hecho que se interrumpió por la muerte del presidente Vargas.

Este plan de Juan Domingo Perón es recordado como el ABC, Argentina- Brasil- Chile y sentó las bases del MERCOSUR, base a su vez del UNASUR. Entre las ideas fundacionales de la política internacional llevada adelante por los gobiernos de Perón, figuraban tres objetivos a cumplir: la regionalización, después la continentalización y finalmente, la universalización. Estas ideas lo acompañaron hasta el final de sus días: poco antes de morir, siendo Presidente de la Nación, Juan Domingo Perón presentó su Modelo Argentino para un Proyecto Nacional y en él decía:

“La etapa del continentalismo configura una transición necesaria. Los países han de unirse progresivamente sobre la base de la vecindad geográfica y sin pequeños imperialismos locales. Esta es la concepción general con respecto a los continentes y especialmente, la concepción de Argentina para Latinoamérica. Justa, abierta, generosa y sobre todas las cosas sincera. Debemos actuar unidos para estructurar a Latinoamérica dentro del concepto de comunidad organizada”.

Recordamos hoy al general Carlos Ibáñez del Campo en su visita a tierra argentina, por ser el primer representante de los países del continente que dio su apoyo al plan de Juan Domingo Perón, bajo la idea señera “El año 2000 nos encontrará unidos o dominados”.

LORENZO A. PEPE
Diputado de la Naciòn
Secretario General
Ad-Honorem