Home Noticias Efemérides

El coronel Juan Domingo Perón llegó al poder en 1946,  luego de una breve campaña impulsada por el movimiento popular del 17 de octubre de 1945. Los comicios se dirimieron entre la Unión Democrática y el Partido Laborista, cuya consigna “Braden o Perón” sintetizaba la campaña.

Ya en el poder, el 23 de mayo de 1947, Juan D. Perón anuncia la disolución de todos los partidos políticos que lo habían apoyado y crea, como ente totalizador de todas las fuerzas que lo habían llevado al Gobierno, el “Partido Único de la Revolución”, denominado así hasta que se encuentre un nombre definitivo, se redacte la Carta Orgánica y se elija a las autoridades.

El 21 de septiembre de 1947 se llevaron las primeras elecciones internas del Partido Peronista en 14 de los 15 distritos electorales del país. Se eligieron convencionales para el Congreso General Constituyente del Partido, que tendrían a su cargo la redacción de la Carta Orgánica, determinar el nombre del Partido y designar a sus autoridades.

El 1º de diciembre de 1947, con la asistencia de 400 delegados, se aprobó la Carta Orgánica, que en su artículo primero decía: “Con el nombre de Partido Peronista queda definitivamente organizado el Movimiento de la Revolución Nacional…” y en el artículo octavo se reclamaba que Perón asumiera la conducción.

Tras las elecciones de 1948, Perón planteó la necesidad de “planificar en forma definitiva y completa el movimiento peronista y a la organización política que lo interpreta y dirige”. Propuso que el Consejo tuviera mayor protagonismo y defendió la idea de una estructura piramidal y centralizada. Vio la necesidad de elaborar una doctrina propia, la creación de una escuela formativa de dirigentes y sugirió que el partido debería denominarse Justicialista.

En julio de 1949 se llevó a cabo el Primer Congreso del Partido Peronista, donde participan 6000 delegados. En el encuentro se preanuncia la división en distintas ramas (política, sindical, femenina), además de aceptarse como Partido político y Movimiento social. El poder del Consejo Superior se consolidaba, mientras su influencia llegaba a todas las provincias.

En 1955, la autodenominada Revolución “Libertadora” disolvió el Partido Justicialista. Desde entonces, sus integrantes vivieron una historia de luchas que se tradujeron en la Resistencia Peronista y el Partido, una serie de proscripciones, hasta 1973, cuando asume Héctor J. Cámpora con el Frente Justicialista de Liberación. A los dos meses, renuncia y se convoca a elecciones, donde resulta electo por tercera vez, en elecciones libres, el Tte. Gral. Juan Domingo Perón.

En 1976, nuevamente los peronistas somos perseguidos y muchos integran las listas de desaparecidos de la última y devastadora dictadura militar.

LORENZO A. PEPE

Diputado de la Nación (m.c)

Secretario General

Ad-Honorem