Home Noticias Comunicados

Anteanoche en horas de la madrugada en la localidad de Bahía Blanca, en pleno centro de la ciudad, una bomba construida en forma casera con una garrafa y un reloj explosivo sobre la misma y a control remoto estalló destruyendo un local y dañando las propiedades cercanas al mismo. En dicho local militan los compañeros del Frente de Todos aglutinados, todos ellos muy jóvenes, en la agrupación La Cámpora. El mensaje de los terroristas que volaron con explosivos el lugar era, según los panfletos desparramados, «empezó la purga».

Como se verá, el hecho es de una gravedad inusitada por eso quiero repudiar con todas mis fuerzas un acto de tamaña característica que podría haber cobrado la vida de personas inocentes. Gracias a la Providencia eso no ocurrió.

Nos encontramos ante un grupo miserable de vándalos que, impunemente y escondidos en la sombra de la noche, atentaron contra un lugar físico. Además de la destrucción del lugar, podría haberse cobrado vidas humanas. Es muy grave, por eso quiero alentar a nuestras compañeras y nuestros compañeros que el enemigo es tan salvaje y poderoso, como todos los que tuvimos que enfrentar durante toda nuestra larga vida política.  Hay que prepararse para resistir, buscarlos a estos miserables hasta encontrarlos y reprimirlos de la manera que la ley lo señale. Si hay una cosa que no podemos hacer es callarnos la boca. Lo otro que tampoco podemos hacer es precisamente no hacer nada. Creo todo lo contrario. Hay que actuar con rapidez, investigar, hallar a los responsables y que les caiga todo el peso de la ley.

La única forma de frenar a estos terroristas del siglo XXI es con la ley en una mano y el garrote en la otra. Defenderse es un derecho natural y nosotros lo vamos a practicar. Es un grupo reducido, pero altamente peligroso. Mirar para otro lado es traicionar todos nuestros principios.

Si algo faltaba, en la noche de ayer y repitiendo un ataque que llevaron a cabo hace un mes, pintaron nuevamente las paredes del Instituto Nacional con improperios y descalificaciones. Viene muy mal la mano y tenemos que estar atentos y vigilantes.

Por eso realizo esta denuncia, en nombre del Instituto Nacional, y digo claramente que estamos dispuestos a defenderos y defender las instituciones de la República, entre ellos y a la cabeza de todos, al Gobierno Nacional que preside el compañero Alberto Fernández y en la vicepresidencia a nuestra compañera Cristina Fernández de Kirchner.

Malditos miserables. No descansaremos hasta encontrarlos. Este es nuestro compromiso, repudiar el hecho y la convocatoria a buscarlos y encontrarlos para que tengan el castigo que se merecen.

LORENZO A. PEPE
Diputado de la Nación
Secretario General
Ad-Honorem