Home Noticias Comunicados

Cumpliendo con el pedido de los compañeros de Rosario, subimos esta nota enviada por ellos y publicada por el diario “La Capital” de Santa Fe el día 18 de mayo del 2013.

2593 de la Capital Federal, que está ubicado en el predio de dos manzanas que ocupaba la que fuera Residencia Presidencial en el Palacio Alzaga-Unzué, en Libertador y Austria. Esta hermosa construcción histórica fue demolida por el odio gorila de la llamada “Revolución Libertadora”; que pretendió vanamente, que el pueblo argentino olvidara a Evita que pasó a la inmortalidad en ese ámbito. Qué tontos, pensaron que el amor del pueblo necesita una referencia material para existir.
El Instituto de Estudios, de importante labor académica, está ubicado en la que fuera la residencia del mayordomo del predio y fue totalmente restaurada, ya que estaba en ruinas. El video que muestra esa reconstrucción se puede ver en la sala de conferencias. En el primer piso están las instalaciones administrativas y de trabajo, lugar en el que hubo, en 1952, una sala de terapia intensiva, montada para Evita.
En otro sector, en lo que eran las cocheras de la Residencia destruida, existe la posibilidad de “tomar un café con Perón”. Sí, hay un bar cuyas 70 sillas llevan el nombre de emblemáticos hombres y mujeres del Movimiento Nacional que fueron protagonistas de nuestra historia. En una de esas sillas hay una magnífica reproducción, en cera, del General, que está tomando un café y uno se puede sentar junto a él, acompañarlo y sacarse una foto juntos. Es realmente emocionante, el momento de reflexión, que embarga a los que sentimos que él nos dio una Causa por la cual luchar.
Esta magnífica obra tiene un mentor incansable, Lorenzo Pepe, histórico luchador sindical y político, militante de “fierro”, que creyó y realizó “un sueño imposible”, como había aprendido en lo hecho por el peronismo en sus gobiernos.
Visité ese Instituto, que es un sueño compartido por el trabajo, el empeño y la pasión, es una hermosa realidad.

Beti Toni, José Aguilar,
Juan Raimondi y Oscar Cánepa

MATERIAL DE CONSULTA