Home Noticias Eventos

Motivado por la satisfacción de la asunción de un nuevo Santo Padre y que sea nada menos que el cardenal Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, nuestro secretario general, Lorenzo Pepe, solicitó -por medio del embajador del Vaticano, Juan Pablo Cafiero y del nuncio Apostólico Argentino, Monseñor Emil Paul Tscherrig- cuatro bendiciones papales para hombres y mujeres que lucharon por el compromiso al Peronismo y con el objetivo de alzar las banderas que representaron y simbolizan hoy en día a este movimiento de masas -nunca visto en América Latina- que son la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Política.

El primero en recibirla fue el emblemático dirigente Antonio Cafiero, quien fue a los 30 años Ministro de Comercio Exterior del segundo Gobierno del Teniente General Juan D. Perón. La visita de Lorenzo Pepe al domicilio de Antonio fue de una enorme emoción tanto para él como para su familia, quienes lo recibieron con mucho cariño y afecto y donde pudieron recordar viejas épocas y conversar sobre las cuitas que actualmente tiene el Peronismo en su conjunto.

Por otra parte, el 11 de julio, se le entregó la bendición enviada por el Papa Francisco al ex gobernador de la Provincia de Córdoba, Ricardo Obregón Cano. Entre emociones y una extensa charla con nuestro Secretario General, el ex Gobernador recordó cómo vivió sus tres años (1984-1987) de la injusta detención que fue aplicada por el primer Gobierno democrático. Cabe señalar, que el presidente Raúl Alfonsín aplicó, incomprensiblemente, un decreto-ley de la dictadura genocida que naciera el fatídico 24 de Marzo de 1976 y Obregón Cano fue condenado a diez años de prisión por el delito de asociación ilícita y “jefe de organización” de Montoneros. Luego la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal declaró la absolución y obtuvo la libertad condicional.

 

En tercer lugar, en la casa de la ex diputada Nélida de Miguel se hizo entrega de la bendición papal. Al recibirla  la Sra. Nélida se emocionó hasta las lágrimas, ya que es muy devota y sigue a pie firme todo lo que se relaciona con el Papa Francisco. Durante la visita, enseñó orgullosa una habitación donde guarda sus recuerdos de su paso como funcionaria del Gobierno Peronista y la memorabilia Justicialista.
Por último, recibió la bendición papal el poeta José María Castiñeira de Dios, ex secretario de Cultura de la Nación. En dicho encuentro, rememoró sus largos años en el Movimiento Peronista, como llegó a Buenos Aires a los 6 años procedente de Ushuaia –su ciudad natal- y mostró fotos dedicadas por Juan y Eva Perón. Además, estuvieron presentes su hija Elena, integrante de este Instituto Nacional, y su hijo José Luis, músico y compositor.

Comisión Nacional
Permanente de Homenaje
al Teniente General
Juan D. Perón

Noticias similares

0 204

MATERIAL DE CONSULTA