Home Noticias Comunicados

El pasado 20 de diciembre falleció Nelly Omar, cantante y compositora argentina de tango y folclore. Había nacido en Guaminí, el 10 de septiembre de 1908, y se trasladó con su familia a Buenos Aires cuando apenas tenía once años.

Nilda Elvira Vattuone, su nombre verdadero, inició su carrera en 1924, pero su periodo de esplendor, como la dueña de la voz criolla del tango y del folclore, se desarrolló en las décadas del 30 al 50. Fue llamada la “Gardel con polleras” por su inigualable entonación.

Por su adhesión al peronismo, en 1955 debió abandonar su profesión. Estuvo 17 años sin trabajar. Ella lo contaba así: “Me metieron en una lista negra impuesta por la revolución fusiladora, por ser peronista de Perón y amiga de Evita, una mujer con gran personalidad que se fue demasiado pronto cuando tenía mucho por hacer».

En 1957 viajó a Montevideo y a Venezuela para trabajar en radio y televisión. La cantante que hizo famosa a “La descamisada» y «Es el pueblo», no solo incursionó en la canción militante y en el tango, también cultivó la milonga, el vals y el repertorio criollo.

Nelly Omar falleció a los 102 años, pero antes, al celebrar su centenario, se despidió con una inolvidable presentación en el Luna Park, donde la escuchamos entonar: «Sur», «Amar y callar», «El adiós de Gabino Ezeiza», «Del tiempo de la morocha» y «Manoblanca», entre muchas otras canciones.

Considerada una de las mayores exponentes del tango, a Nelly Omar se le hicieron varios reconocimientos en vida. Fue protagonista fundamental de la historia musical argentina, pero para nosotros seguirá siendo la joven luchadora, idealista, de la década peronista, cuando entonaba “La descamisada”, aquella canción que emocionaba y nucleaba a incontables mujeres tras la estela dejada por Evita.

MATERIAL DE CONSULTA