Home Noticias Comunicados

El 13 de marzo del año pasado, después de estar reunidos los 115 cardenales electores, el mundo entero escuchó la frase que aún resuena en los oídos de todos y, especialmente, de los argentinos: Habemus Papa. El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, se convertía en el primer Papa argentino y latinoamericano, eligiendo para sí el nombre de Francisco, lo que ya era un símbolo porque remitía a San Francisco de Asís, el Santo pobre y de los pobres.

Desde el principio de su Papado demostró su firme decisión de acercar la Iglesia a los sectores más marginados, necesitados y desposeídos, saliendo al mundo en un impulso misionero como nunca antes se había vivido.

Este primer aniversario de la designación del Santo Padre, ya nos ha dejado enseñanzas inolvidables: difamación y calumnia son pecados; no chismear; las palabras también pueden matar; quiero que la Iglesia salga a las calles; si las cosas, el dinero, la mundanidad, se convierten en el centro de la vida, nos poseen y perdemos nuestra identidad de seres humanos (…). La posesión de cosas materiales al final nos roba el rostro, el rostro humano. Les encargó a los sacerdotes que se convirtieran en  pastores con olor a oveja, en medio del rebaño. Estas pocas frases dichas por el Papa Francisco, marcan un camino a seguir por todos los que integran la Iglesia Católica..

En fin, en el primer año de la designación del Papa Francisco podemos decir con toda la voz en alto ¡Feliz aniversario Santo Padre!

 

LORENZO A. PEPE
Diputado de la Nación (m.c)
Secretario General
Ad-Honorem

MATERIAL DE CONSULTA