Home Noticias Comunicados

El pasado 5 de noviembre falleció en Buenos Aires, Alicia Oliveira, incansable militante peronista y defensora a ultranza de los ideales de este Movimiento.

En 1973, Alicia Oliveira fue nombrada Jueza del Fuero Penal, pero perdió su cargo en 1976, con la llegada de la dictadura. En esa época conoció a Jorge Bergoglio, y desde entonces se convirtió en una gran defensora de los derechos humanos. Fue una entrañable amiga del Papa Francisco. Son conocidos sus recuerdos en época de dictadura, cuando con Bergoglio asistían a los habitantes de la Villa San Ignacio.

Durante la crisis política y económica de 2001, Alicia Oliveira fue Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, desde donde apoyó a los argentinos que habían sufrido las medidas del “corralito”. Más tarde, durante el gobierno de Néstor Kirchner, fue Secretaria de Derechos Humanos. Finalmente, cuando Jorge Bergoglio fue ungido como Papa Francisco, formó parte de la comitiva designada por la Presidenta para asistir a la ceremonia.

Hoy, Alicia Oliveira nos ha dejado. Esta mujer quedemostró con cada uno de sus actos su verdadera vocación peronista, merece descansar en paz.

MATERIAL DE CONSULTA