Home Noticias Visitas

Llevamos  a cabo una reunión plenaria con los miembros de la Comisión Ejecutiva de la histórica seccional ferroviaria alianza, lugar en el que siendo un joven militante que estuvo como protagonista en varios episodios de violencia de la que fue objeto ese ámbito. De ahí con camiones del ejército argentino,  fuimos trasladados  la mayoría de los asistentes a la asamblea convocada a campo de mayo en calidad de detenidos bajo la ley  de movilización militar. Eso fue en 1958 bajo el gobierno de Arturo Frondizi

Comenzó una historia  dolorosa, triste y lacerante, pero a los ferroviarios que nos tocó vivir ese infortunio no aflojamos,  y con el paso del tiempo terminaron poniéndonos en libertad, pero había ya transcurrido mucho tiempo, más de seis meses de detención en campo de mayo en la escuela de caballería militar, lugar en la que quedamos en soledad de  los muchos que éramos dos.

Raúl Ravitti, amigo entrañable, querido compañero de quien habla, estuvimos ese tiempo detenidos. Fue para mi una enorme emoción ver el lugar que fue testigo de acontecimientos tan conmovedores al llegar las tropas del ejército la suba a los camiones del mismo a empujones de culatazos de sus fusiles y el traslado tenebroso  en una noche oscura y negra hasta campo de mayo, lugar en la que “residimos” durante un lapso reitero prolongado.

Tuve el gusto de estar con los miembros de la comisión ejecutiva actual, todos hombres jóvenes, intercambiamos con ellos anécdotas y momentos difíciles. Muchos de ellos y otros con alguna sonrisa por parte de nosotros.

La verdad que fue un encuentro emocionante, estoy profundamente agradecido por la atención que me dieron, un café con leche y medialunas, estuvimos un largo rato, más de una hora. Estoy saliendo del lugar y estoy haciendo la nota que ustedes están leyendo, recordamos momentos álgidos sumamente difíciles y acongojantes, todos ellos de tal manera estos hombres jóvenes miraban y escuchaban sorprendidos el relato que les hacía pero sabiendo que efectivamente eso había ocurrido.

En fin, fue un recuerdo para aquellos queridísimos compañeros que cayeron detenidos juntos con nosotros y algunos de ellos como el queridísimo Raúl Ravitti que ya no nos acompaña. Fueron recuerdos pero algunos de ellos se viven y pretendemos incorporarlos como una anécdota que sirva como ejemplo de valentía y decisión por parte de los trabajadores en defensa de su fuente de trabajo, eso creo que fue el balance final de la movilización militar, ojalá nunca más vuelva a ocurrir en la República actos de esta enorme tropería que llevándose leyes  y derechos por delante violaron hasta el tuétano los derechos humanos de cada uno de los trabajadores maltratados . Que no vuelva a ocurrir nunca más tamaño propósito sobre los cuerpos de humildes hombres de trabajo.  

Noticias similares

MATERIAL DE CONSULTA