Home Actividades

En el día de ayer, tuve la oportunidad y el honor de reabrir las puertas de un “Un Café con Perón”, ese gran lugar con tanta historia que forma parte del Instituto Nacional Juan Domingo Perón, y estuvo cerrado durante algunos años. Fue una tarde llena de emoción, entre los que estaban las personas que se harán cargo del Café, los compañeros y compañeras que forman parte del Instituto Nacional, algunos invitados importantes, el Jefe de Gabinete del Ministerio de Cultura, Esteban Falcón y algunos miembros de la Comisión Permanente Nacional de Homenaje al Teniente General Juan Domingo Perón y luego de haber escuchado cantar a un equipo con temas de tango, que es algo que yo tanto amo, teniendo hasta la oportunidad de bailar con una de las cantantes, decidí contarles a todos los participantes del evento, que ya no continuaré en el Instituto Nacional Juan Domingo Perón. Fui el Secretario General desde el 2003, haciendo todo lo posible para que el nombre de este lugar se mantuviera en la cima, pero hablando con el médico que me cuida desde hace muchos años, tomé esta dura decisión. Ya estoy grande, mi corazón está cansado y necesito parar un poco. He dedicado mi vida a la Militancia y de algo se pueden quedar seguro, y es que no voy a dejar de hacerlo jamás.

Quiero agradecerles de corazón a todos mis compañeros y compañeras que me acompañaron durante todos estos años. Espero que la persona que ocupe este lugar, ame tanto al Instituto como lo hice yo durante todos estos años. No agachen la cabeza jamás, falta poco para el 2023 y sabemos que UNIDOS llegaremos lejos. Muchas gracias a todos los que día a día me acompañan en redes sociales, siento su amor por medio de esta red. Solo pido que la Providencia los siga acompañando tanto a ustedes como a mí, y me dejé seguir militando y luchando por el pueblo por mucho tiempo más. Que así sea.

Lorenzo Pepe.

Noticias similares